Las Ballenas jorobadas

El Santuario de Ballenas de Samaná es un destino único en el mundo que combina la protección de la vida silvestre con el turismo sostenible. Cada año, entre los meses de enero y marzo, miles de ballenas jorobadas viajan desde el Atlántico Norte hasta la Bahía de Samaná, en la República Dominicana, para aparearse y dar a luz a sus crías.

 

El Santuario de Ballenas de Samaná fue creado para proteger a estas majestuosas criaturas y asegurar su supervivencia. Desde su creación en 1986, el santuario ha sido un modelo de cooperación internacional y un ejemplo de cómo la conservación de la vida silvestre puede ser compatible con el turismo responsable.

 

Cada año, miles de turistas visitan Samaná para presenciar este espectáculo natural. Las excursiones de avistamiento de ballenas son una actividad popular en la zona y son lideradas por guías turísticos experimentados y certificados por el santuario. Las embarcaciones se adhieren a estrictas regulaciones para minimizar el impacto humano en las ballenas y su hábitat.
 
Además de ser un destino para la observación de ballenas, Samaná cuenta con hermosas playas, cascadas, parques nacionales y una rica cultura local. Los turistas pueden disfrutar de actividades como el senderismo, el buceo, la degustación de la gastronomía local y la visita a las numerosas atracciones turísticas de la zona.
 
El turismo sostenible es una parte fundamental del éxito del Santuario de Ballenas de Samaná. La industria turística local se compromete a preservar la belleza natural de la región y a proteger la vida silvestre, mientras que proporciona empleo y apoyo económico a las comunidades locales.
 
En resumen, el Santuario de Ballenas de Samaná es un destino único en el mundo que combina la protección de la vida silvestre con el turismo sostenible. Las ballenas jorobadas son una atracción espectacular para los turistas, pero su supervivencia y bienestar son una prioridad para las autoridades y los guías turísticos de la zona. Samaná es un ejemplo de cómo el turismo responsable puede contribuir a la protección de la naturaleza y el desarrollo sostenible


En aquellos días, Pablo dijo a la gente

 Hechos de los apóstoles 22,3-16

En aquellos días, Pablo dijo a la gente: “Soy judío, nací en Tarso de Cilicia, pero me crié en esta ciudad; Fui alumno de Gamaliel y aprendí hasta el último detalle de la ley de nuestros padres; He servido a Dios con tanto fervor como ahora lo demuestras.

Perseguí este nuevo camino hasta la muerte, metiendo a hombres y mujeres en la cárcel, en cadenas; y el sumo sacerdote mismo y todos los ancianos son testigos de esto. Me dieron cartas para los hermanos de Damasco, y fui a traer a Jerusalén a los prisioneros que encontré, para que los castigaran. Pero en el camino, cerca de Damasco, hacia el mediodía, de repente una gran luz del cielo me envolvió con su resplandor, caí al suelo y escuché una voz que me decía: "Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?" Le pregunté: "¿Quién eres, Señor?" Él respondió: "Yo soy Jesús el Nazareno, a quien tú persigues". Mis compañeros vieron el resplandor, pero no entendieron lo que decía la voz. Le pregunté: "¿Qué debo hacer, Señor?" El Señor respondió: "Levántate, ve a Damasco, y allí te dirán qué hacer". Como no podía ver, cegado por el resplandor de esa luz, mis compañeros me llevaron de la mano a Damasco. Un tal Ananías, un devoto de la Ley, recomendado por todos los judíos de la ciudad, vino a verme, se paró a mi lado y dijo: "Saulo, hermano, recupera la vista". Inmediatamente recuperé la vista y lo vi. Me dijo: "El Dios de nuestros padres te ha elegido para que conozcas su voluntad, para que veas al Justo y escuches su voz, porque vas a ser su testigo ante todos los hombres, de lo que has visto y Ahora, no pierdas el tiempo, levántate, recibe el bautismo que, por la invocación de su nombre, lavará tus pecados.


Reflexiones


Salmos 34: 1. De David, cuando mudó su semblante delante de Abimelec, y él lo echó, y se fue. Alef Bendeciré al SEÑOR en todo tiempo; su alabanza será siempre en mi boca.

El Hijo Pródigo

Jesús añadió: "Cierto hombre tenía dos hijos; 12y el menor de
 ellos le dijo al padre: 'Padre, dame la parte de la hacienda que me corresponde.' Y él les repartió sus bienes. 13No muchos días después, el hijo menor, juntándolo todo, partió a un país lejano, y allí malgastó su hacienda viviendo perdidamente.

Lucas, 15

Quién de vosotros que tiene cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las 99 en el desierto, y va a buscar la que se perdió hasta que la encuentra
Lucas, 15 

Navidad

egún la Enciclopedia Católica,​ la Navidad no está incluida en la lista de festividades cristianas de Ireneo ni en la lista de Tertuliano acerca del mismo tema, las cuales son las listas más antiguas que se conocen. La evidencia más temprana de la preocupación por la fecha de la Navidad se encuentra en Alejandría, cerca del año 200 de nuestra era, cuando Clemente de Alejandría indica que ciertos teólogos egipcios “muy curiosos” asignan no solo el año sino también el día real del nacimiento de Cristo como 25 pashons copto (20 de mayo) en el vigésimo octavo año de Augusto. Desde 221, en la obra ChronographiaiSexto Julio Africano popularizó el 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Jesús. Para la época del Concilio de Nicea I en 325, la Iglesia alejandrina ya había fijado el Díes nativitatis et epifaníae.

La riqueza verdadera se mide en relaciones, no en dinero

Así lo explica Proverbios 23, 4, que señala que la fe y la familia son más valiosos que el salario mensual. El portal Latin Money añade que no es necesario matarse tratando de obtener riquezas, pero perdiendo la vida en el proceso.

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes